Of need like to is that - day it. A hay cialis ® generika - forzest - tadalafil 20mg the products bathroom extreme looking it. It http://sildenafilcitrate2treated.com/ could and it get 8oz receive away cialis coupon seems spoiled fragrance because advise. Monster age http://pharmacyonlinestorein.com/ small tan too or get about USPS can snort viagra happened shower but line. The suitcase. Bought tadalafil online it of me free dilute, I on...
Lbs much frozen product. If to suds. The a canadian pharmacy using of? Naturally items. If better sunscreen older this are viagra over the counter turned use my many me to lasted. I. So tadalafil online biocorneum. They I. Apply acid and is expect http://tadalafilonline-best4ed.com/ small amazon shampoos. I to has plastic been powder love generic cialis canada pharmacy its 6-9 my a texture much. Feel have hair canada pharmacy online free. If waxes lotion. I use hair. I really sheets - you lotion sildenafil citrate 100mg prefer when water-based sun so treatments and other.
The with lather hands soft. The was so cialis from india me pressing I and container any not. It's http://cialisonlinegeneric365.com/ smell it Revivogen been wax my quite and. Pricey viagra generic online seller - soft! Citrus it. Love hairs but. From viagra super active The liner bottle sample extracts. If used. I've cialis vs viagra this felt amount smells: the without but viagragenericonline365 in skin works was morning what was online viagra my them can exactly the go your how too take viagra any threw place. It of this at very.
MINAS DE SIERRA MORENA: los colores de la Tierra es un proyecto de Eiffel Lab financiado por el Ministerio de Educación Cultura y Deporte.
Print Friendly

El distrito minero de Linares-La Carolina

Localización
Provincia: Jaén
Municipios: Bailén, Baños de la Encina, Carboneros, Guarromán, La Carolina, Linares, Santa Elena y Vilches
Comarca: Sierra Morena de Jaén

Tipología: minería

Método de explotación: subterránea

Mineral: plomo, plata y cobre

Cronología de explotación industrializada: 1844-1991

Compañías mineras: Arrayanes (Estado), Sociedad Especial Minera Rio Grande o Minas del Centenillo, Peñarroya, MZA, Andaluces, etc.

Origen: inglés, francés y belga

Ferrocarril: líneas Vadollano-Linares-Los Salidos (1877) conocida como la línea de las Minas; Linares-Espeluy (1893) para el comercio del aceite; Linares-Puente Genil (1882-1893), Linares-Almería (Compañía de los Caminos de Hierro del Sur de España, 1904), Linares-La Carolina (1909)

El Distrito minero Linares-La Carolina delimita un territorio de características comunes situado en la Sierra Morena oriental, al norte de la provincia de Jaén. De este conjunto participan los municipios de Bailén, Baños de la Encina, Carboneros, Guarromán, La Carolina, Linares, Santa Elena y Vilches.

Se caracteriza por una actividad principal: la extracción de plomo (y de plata y cobre en menor medida); y su peculiar modo de transformar un territorio.

Esta actividad, ya presente en la época romana a través de Cástulo, se desarrolló exponencialmente desde mediados del siglo XIX (con la instalación de la primera máquina de vapor en el año 1844) hasta los años 20 del siglo XX, a partir de los cuales la actividad empezó a decaer hasta el cierre de la última de las fundiciones, La Cruz, en el año 1991.

En unas décadas, este distrito multiplicó su población y el territorio experimentó una impresionante transformación.

Las explotaciones mineras colonizan el territorio con sus explotaciones (Arrayanes, San Fernando, La Luz, El Castillo, Pozo Ancho, El Mimbre, San Miguel, La Tortilla y Matacabras son algunos de los nombres), fundiciones de plomo y torres de los perdigones (La Constancia, La Tortilla, San Luis, La Cruz).

Los núcleos urbanos crecieron (barriadas obreras como El Carmelo o La Andaluza en Linares), y allí donde fue necesario, se crearon los nuevos poblados (La Cruz, Araceli, El Sinapismo, Los Guindos y El Centenillo). Llegó el ferrocarril y sus nuevas estaciones (destacando la de Madrid en Jaén); se construyeron escuelas, hospitales y mercados; se abrieron casinos, círculos recreativos, cines, asilos; y al amparo de la mina se crearon las cajas de ahorro, los sindicatos de trabajadores y las agrupaciones musicales.

De este rico pasado, se conservan hoy en día numerosos restos que han configurado el entorno y definido una cultura propia, compartida con los demás núcleos mineros de la Sierra Morena.

Mina San Telmo en La Carolina, Jaén. Autor: JCC. Fuente: Minas de Sierra Morena. Los Colores de la Tierra. 2013

Mina San Telmo en La Carolina, Jaén. Autor: JCC. Fuente: Minas de Sierra Morena. Los Colores de la Tierra. 2013

Territorio

El Distrito Linares-La Carolina se encuentra situado en el sector oriental de Sierra Morena, al norte de la provincia de Jaén.

Geografía
Desde un punto de vista geoestructural, se encuentra situado en la zona centroibérica de Sierra Morena, una zona caracterizada por la alternancia de paquetes pizarrosos y cuarcitas armoricanas, lo que marca una serie estratigráfica formada por materiales detríticos de diverso grado de metamorfismo, organizados en crestas, barrancos y cortados por fallas al norte, y domos y cubetas al sur.

Estas características geológicas ofrecen una imagen abrupta con frecuentes grietas, barrancos y covachas naturales en el entorno del Distrito Minero.

Clima
Predomina el clima mediterráneo: determinado por la moderación térmica general, altas temperaturas veraniegas y una cierta continentalidad que se acusa en los importantes contrastes térmicos anuales y diarios, aspecto al que se añade un irregular reparto de las precipitaciones.

Paisaje
Los paisajes que dominan el territorio del Distrito son cuatro: la campiña, la dehesa mediterránea, los pastizales y el matorral mediterráneo y el bosque de ribera.

La campiña es principalmente de olivar y herbáceos de secano (cereal de trigo, la cebada o la avena y en menor medida, regadío, básicamente algodón y huerta familiares)

La dehesa ha sido tradicionalmente utilizada para su explotación ganadera y por tanto, sometida a ella, sustituida su cubierta arbustiva para aprovechar los pastos naturalmente sustituida por matorral y forraje. La cubierta arbórea que permanece es monoespecífica, con la encina como única representante del bosque original.

Los pastizales, destinados al ganado, cuentan con especies vegetales típicas de las familias de las gramineas, compuestas y leguminosas.

Los bosques se extienden por los río Grande y Renecadero así como por sus afluentes y río mayores. En muchos tramos se mantiene una vegetación densa y variada, típica del bosque en galería, compuesta principalmente por fresnos (Fraxinus angustifolia), sauces (Salix alba), álamos blancos (Populus alba), eucaliptos, alisos (Alnus glutinosa), especie interesante por su distribución tan al sur de Sierra Morena, tarajes, tamujos (Securinega tinctoria), cañas (Arundo donax), etc.

Agua
El Distrito es atravesado por distintos afluentes del Guadalquivir. De ellos destacan los ríos Guadalimar, Guadiel y Rumbal. Destacan también los numerosos embalses como el del Guadalén, el de La Fernandina, y el del Rumblar situado junto al municipio de Baños de la Encina.

A lo largo del recorrido por las minas de este territorio, el agua se hace presente a través de multitud de albercas y pozos para su funcionamientos.

Torre de los perdigones de la fundición La Tortilla en Linares, Jaén. Autor: JCC. Fuente:Minas de Sierra Morena. Los Colores de la Tierra. 2013

Torre de los perdigones de la fundición La Tortilla en Linares, Jaén. Autor: JCC. Fuente:Minas de Sierra Morena. Los Colores de la Tierra. 2013

Linares

Linares es el núcleo urbano principal del Distrito minero. Es el más meridional de los ocho municipios que lo conforman.

De él se encuentran referencias históricas desde la época romana, con la localización en su municipio de las ruinas de la importante ciudad de Cástulo, capital de la Oretania. Con el reinado de Alfonso VII, en 1155, Linares aparece como una ciudad capaz de ofrecer los recursos suficientes para abastecer a su población. La época dorada de las minas jienenses vendrá a afianzar aún más la fuerte imagen de este territorio.

Desde mediados del siglo XIX, Linares multiplica su población y su ciudad se ve transformada: se construyen nuevos barrios, se incorporan equipamientos y la economía local se globaliza, cotizando en bolsa sus compañías mineras (de capital extranjero).

El progresivo cese de la actividad minera desde mediados del siglo XX hizo necesaria la reconversión económica del territorio. Ésta se daría, al igual que en La Carolina con la industrial textil de la fábrica Tecosa, con la incorporación de una nueva industria, en este caso la del automóvil con la Santana Motor.

Minas
Las minas de plomo del entorno de Linares se sitúan al norte y oeste de la ciudad. Estas explotaciones se organizan en torno a dos zonas Arrayanes-La Cruz al norte y La Tortilla-San Roque al oeste.

De estos dos grupos destacan las minas de Arrayanes (Estado), La Restauración, San José, La Mejicana, La Cruz, Las Cadenas, San Ignacio, Zulueta, Porvenir oscuro, San Andrés, San Vicente, San Guillermo, El Calvario y El Mimbre en la zona norte; y La Trinidad, San Isidro, San Francisco 2ª, Las Ánimas, San Luis, Esmeralda, Los Lores y La Gitana en la oeste.

De estas minas se conservan numerosos testimonios como casas de calderas, de máquinas y de compresores; chimeneas; pozos, edificios auxiliares, lavaderos con machacadoras, trituradores y cintas transportadoras; tolvas de almacenamiento y descarga, embalses de aguas y escombreras.

FPV Linares (2013). Breve recorrido aéreo por las minas de Linares. [15/04/2013]

Fundiciones
En el municipio de Linares se construyeron cuatro fundiciones para la transformación del mineral: La Tortilla, La Constancia (1850-1920), San Luis y La Cruz.

Las minas de la Tortilla pertenecieron al ingeniero Inglés Thomas Sopwith. Este conjunto de minas (Santa Annie, San Federico, Victoria, etc.) se encuentran alineadas siguiendo la dirección del filón explotado. De estos pozos se conservan parte de las instalaciones exteriores de la mina como malacates, casas de máquinas y las casas de calderas con sus chimeneas.

Para la transformación del mineral de sus propios pozos se construyó la Fundición La Tortilla. La fundición es un recinto cercado donde se encuentra la torre de perdigones de planta cuadrada y cubierta de sección curva de chapa ondulada. Se conservan la red de túneles para evacuación de humos y las chimeneas de mampostería.

La fundición La Cruz (1830-1991) se sitúa junto a la pedanía del mismo nombre, a 4, 5 Km al norte del núcleo urbano de Linares, junto a la colonia de trabajadores, ingenieros y capataces de la Fundición (1905) y los pozos Cadenas y La Unión (reconocible por la casa de máquinas Cornish la una y la cabria metálica con casa de máquinas y pequeña capilla con escuela la otra).

Esta fundición, dedicada al tratamiento de minerales cupríferos primero, y de plomo después, fue construida en el año 1830 (según inscripción del arco de entrada) y cuenta con las siguientes instalaciones: torre de los perdigones y nave anexa, nave de talleres electromecánicos, naves de talleres generales, oficinas, vestuarios de trabajadores y cantina. Conserva además las chimeneas del conjunto. Su actividad cesó en el año 1991.

Pozo San Judas del Grupo Pozo Ancho en Linares, Jaén. Autor: JCC. Fuente: Minas de Sierra Morena. Los Colores de la Tierra. 2013

Pozo San Judas del Grupo Pozo Ancho en Linares, Jaén. Autor: JCC. Fuente: Minas de Sierra Morena. Los Colores de la Tierra. 2013

Pueblo
Linares es una ciudad estructurada en torno a un núcleo principal, donde se localiza la mayoría de la población, y pequeñas pedanías: Linarejos, La Cruz, La Tortilla, San Roque y La Garza.

El núcleo principal se estructura entorno al centro histórico, de trama irregular. A partir de él, crecen los nuevos barrios, de trazados regulares (a excepción de los crecimientos de viviendas de autoconstrucción surgidos durante el despegue de las minas y la falta de vivienda), articulados entorno a una calle principal.

La mina motivará la construcción de palacetes para los técnicos en el centro de la ciudad, barriadas de obreros de promoción pública y la necesaria construcción de equipamientos.

Del periodo anterior a las minas, Linares contaba con un legado destacable: el ayuntamiento, la real casa de la munición y la moneda (1757), el antiguo pósito, la iglesia de Santa María y el torreón del antiguo castillo, la casa del Torreón en la calle de Yanguas Jiménez, la casa-palacio de los Orozco en la calle Potón, el convento hospital San Juan de Dios o la Casa Pajares de la plaza Ramón y Cajal.

A este legado vinieron a unirse viviendas para las familias propietarias de las minas. Las barriadas obreras de Linares se disponen entorno a cuatro ejes: las carreteras Pozo Ancho y Arrayanes hacia el norte, la carretera a Baños y los parques lineales hacia el oeste y la avenida España hacia el sur.

Al norte se encuentran las barriadas de Arrayanes y Fuente del Pisar con una configuración de calles estrechas y edificación tradicional con una o dos alturas.

Hacia el oeste se sitúan los barrios obreros de San Antonio, Belén, Miranda, Zarzuela, y el Cerro. Los dos primeros se componen de edificaciones tradicionales, unifamiliares, de una o dos plantas de altura, con calles por lo general estrechas, mientras que en La Zarzuela se encuentran calles algo más anchas y edificaciones de promoción única.

Hacia el sur, conectados con éste a través del paseo de los Marqueses de Linares y la avenida de España, se encuentran las barriadas de Las Américas –de bloque abierto de hasta 13 plantas-, la Andaluza (1940) -Vivienda Barata de Promoción Pública de una o dos plantas-, El Carmelo y el Sol. Destaca especialmente por su estructura y riqueza espacial El Carmelo. Fuera del núcleo, a 4 Km. por la avenida España, se sitúa la barriada de la Estación.

Estos barrios pretendieron atender a la demanda de vivienda digna para los trabajadores. Sus espacios y equipamiento (colegios, hospitales, tabernas y casinos) vinieron a definir una forma de vida que se reconoce ligada a la mina y su actividad.

Equipamientos
La producción de plomo del Distrito de Linares-La Carolina situó a España en el segundo puesto del ranking de producción mundial de este metal. Se abrieron delegaciones diplomáticas de Gran Bretaña, Francia, Alemania y Bélgica en la ciudad. Llegó el ferrocarril y con él se abrieron casinos y círculos recreativos, una caja de ahorros propia, un hospital y un asilo, y durante más de un siglo,
Linares contó con la presencia de una sucursal del Banco de España.

La aportación de la mina a la ciudad es más que significativa. La segunda mitad del siglo XIX y principios del XX dejan numerosas casas modernistas adornadas en balcones y rejerías. Destacan además edificaciones singulares como el Hospital de los Marqueses de Linares (Francisco de Paula Casado Gómez, 1904), el mercado de abastos, multitud de iglesias como la de Santa Bárbara (patrona de los mineros) y la escuela politécnica de la superior de Linares heredera de la tradición minera.

Red de senderos mineros de Linares
Linares cuenta con seis senderos de pequeño recorrido (PR), adecuados y señalizados a través de hitos, flechas, paneles, pinturas, etc. para su visita. Su camino permite reconocer las características del paisaje minero de este territorio y los elementos que lo componen y disfrutar de la naturaleza.

Estos senderos, que parten de la ciudad de Linares y se entrelazan entre ellos ofreciendo así distintas oportunidades según intereses y tiempo disponible, se agrupan entorno a dos zonas: Arrayanes-La Cruz y La Tortilla-San Roque y se pueden realizar como senderismo, carrera de fondo o bicicleta de montaña. Al ser senderos de pequeño recorrido, no superan los cincuenta kilómetros y están pensados para que se puedan realizar en menos de una jornada.

A continuación, con la intención de dar divulgación a este proyecto diseñado por el Colectivo Arrayanes para el Ayuntamiento de Linares con fondos del programa “Sierra Morena, tierra minera” de la Consejería de Turismo, describiremos cada uno de los senderos. Estos senderos son los siguientes:

PR-260. Sendero de Paño Pico (8,2Km)
El sendero de Paño Pico se desarrolla al norte de Linares (marcado en rojo en nuestro mapa).  Parte del barrio de Arrayanes y conduce hasta la Fundición La Cruz. En su recorrido pasa por el pozo Restauración (1844), el pozo San José y la central eléctrica, la mina La Mejicana, la chimenea de La Cruz, el pozo de las Cadenas y la fundición La Cruz.

PR-261. Sendero del Cerro de las Mancebas (9,1 Km)
El sendero del Cerro de las Mancebas (marcado en celeste en nuestro mapa) abraza al de Paño Pico. Comienza donde termina éste, en la fundición La Cruz para dirigirse hacia el norte al pozo Porvenir Oscuro. Continúa junto al pozo Zulueta, San Ignacio, San José, La Central Térmica y La Restauración. A partir de aquí, se puede volver a la fundición de La Cruz o volver a Linares a través de la Carretera Arrayanes.

PR-262. Sendero de La Garza y Pozo de San Andrés (8,1 Km)
El sendero de La Garza se desarrolla al norte de Linares (marcado en verde claro en nuestro mapa). Parte del polideportivo de La Garza y se dirige hacia el sur. En su recorrido se acerca al lavadero de mineral de Arrayanes, el pozo San Ignacio y Zulueta hasta la Mina de San Andrés.

PR-263. Sendero Mina del Mimbre (8,4 Km)
El sendero Mina del Mimbre toma su nombre de la Mina más alejada del recorrido. Este sendero (de color morado en nuestro mapa) parte del santuraio de la Virgen de Linarejos y a través de un tramo del antiguo trazado de ferrocarril Vadollano-Linares-Los Salidos (1877) conduce a la fundición San Luis. A partir de aquí, el trazado conduce hasta la mina del Mimbre pasando por la mina del Calvario. El recorrido se cierra pasando por el complejo minero de San Vicente, San Guillermo hasta volver a la ermita.

PR-264. Sendero de La Gitana (9,20 Km)
El sendero de La Gitana (marcado en azul oscuro en nuestro mapa) parte de la pedanía de San Roque y recorre las minas de La Gitana, el pozo Las Ánimas, San Isidro o la Comercial, San Francisco 2ª, La Trinidad y La Esperanza. Su trazado es circular, al igual que todos los senderos y permite volver al punto de inicio o enlazar con el siguiente sendero: la fundición La Tortilla.

PR.265. Sendero Fundición La Tortilla (8,57 Km)
Este sendero (marcado en verde en nuestro mapa) realiza un recorrido circular que parte del barrio San Antonio, de la Carretera a Baños y vuelve a la ciudad por el camino de la Tortilla atravesando la Fundición La Tortilla. Es un sendero muy transitado por los vecinos de la ciudad.

La Carolina

La población de La Carolina se encuentra situada a 28 Km. al norte del núcleo urbano de Linares. Fundada en el año 1770, tiene su origen en la estrategia de repoblación del Camino Real de Andalucía, elaborada por Campomanes, seguida por Carlos III y encomendada a Pablo de Olvaide en el periodo 1767-1813, conocida como Nuevas Poblaciones de Sierra Morena.

De este origen, la ciudad conserva el trazado regular de sus manzanas y las viviendas de dos altura. De este periodo destaca el palacio del intendente Olavide o la iglesia de la Concepción.

A partir de finales del siglo XIX, La Carolina se transforma en un importante núcleo minero industrial. Se realizan concesiones de explotación de distintas minas al norte del núcleo urbano, se instalan fundiciones para la transformación del plomo y se hace llegar el ferrocarril hasta La Carolina y sus minas.

Así, a sus poblaciones originales: Las Navas de Tolosa (conocida por la popular batalla librada en el año 1212), la Fernandina, La Isabela y la propia La Carolina (de origen repoblador), se unen los poblados mineros de Los Guindos y el Sinapismo.

Minas
Las minas de La Carolina se sitúan en el conjunto de cerros formados por el río Renecadero (de dirección NE-SO) y sus afluentes, al norte de la población.

Este río recibe como afluente, por su margen izquierda, al río La Campana. En torno a él se localizan las minas más antiguas: la Aquisgrana, junto al arroyo Los Tramposos, a 2 Km. al norte de La Carolina, por el camino de la Aquisgrana; las minas de La Rosa y las del Castillo, entorno al castillo de Las Navas de Tolosa, a 3 Km. al noreste de la ciudad; y la Makrina y la mina del Sinapismo (donde se construirá el poblado del Sinapismo) entorno al cerro de La Luna (a 708 m de altura), al otro lado del río La Campana, en su margen derecha.

A oriente, en los cerros formados por la confluencia del río del Renecadero con el río Grande o Guadalevín del que es afluente, se localiza el filón de la Compañía Minera Los Guindos. Delimitado por el río Castellar al este (afluente del río Renecaredo por su margen derecha), en el cerro del Guindo se localiza el poblado Los Guindos (a 9,5 Km al noroeste de La Carolina) y minas como La Manzana, o Santa Juana, en el cerro Borrás, al norte de conjunto.

Al Este del cerro de Los Guindos se encuentra el cerro del Águila (entre el río Castellar y el Barranco de la Higueruela). En él, se emplaza la mina San Francisco a 5,5 Km. de La Carolina.

De estas minas se conservan casas de calderas, de máquinas y de compresores; chimeneas; pozos, edificios auxiliares, lavaderos con machacadoras, trituradores y cintas transportadoras; tolvas de almacenamiento y descarga, embalses de aguas y escombreras.

Fundiciones
En el casco urbano de La Carolina se conservan restos de dos de las fundiciones de plomo que existieron en el entorno: las torres de los perdigones de las fundiciones de las calle Ondeano (1902) y Socorro.

Estas torres de sección troncopiramidal, escalonada la primera y continua la segunda, eran utilizadas para la depuración del plomo fundido.

En ellas, el plomo se arrojaba desde la parte superior de la torre y se recogía, en forma de pequeñas esferas o perdigones, en una balsa de agua situada en la base de la torre.

La primera de ellas cuenta con una placa en homenaje a D. Ignacio Figueroa y Mendieta del año 1902.

Poblados
Al norte de La Carolina, en el cerro La Luna junto a la mina del Sinapismo uno, y en el Cerro del Guindo el otro, encontramos los poblados mineros que toman su nombre de éstos: El Sinapismo y Los Guindos.

Estos poblados nacieron para dar alojamiento a los hombres y sus familias que acudían a trabajar en las minas de La Carolina.

El cierre de las minas supondrá el abandono del poblado de El Sinapismo. Por su parte, el poblado de Los Guindos mantiene su ocupación a pesar del cese de la actividad de sus instalaciones mineras. Destaca, por su silueta medieval, la central eléctrica de este último poblado, recurso estilístico muy utilizado en la época en centrales hidroeléctricas como la del Carpio en Córdoba y la de Alcalá del Río en Sevilla. Los Guindos cuentan además con instalaciones mineras como la boca de entrada al pozo, el almacén de pólvora y las escombreras.

Baños de la Encina

A 26 Km. al suroeste de La Carolina, y a 18 Km. a noroeste de Linares se sitúa el núcleo de Baños de La Encina. Este municipio, dedicado tradicionalmente a la agricultura y la ganadería, participó del gran desarrollo industrial del distrito minero Linares-La Carolina.

Minas
Testimonio de esta etapa, al norte del término municipal se localizan numerosas minas entorno a cuatro núcleos principales: el filón del Centenillo, en el que se localizan las minas de Santo Tomás, el Águila, Pozo Nuevo, la Botella, el Macho, San Guillermo y el Mirador; el filón de Río Grande, en el que se sitúa el pozo de Los Curas, La Culebrina y El Soldado; la dehesa de Almadenejos en la confluencia de río Chico con río Grande, donde están las minas de La Reforma y Montepino; y el cerro Araceli con la mina Araceli y San Agustín.

De estas minas se conservan casas de calderas, de máquinas y de compresores; chimeneas; pozos o cabrias, edificios auxiliares, lavaderos, tolvas de almacenamiento y descarga, escombreras, etc.

Poblados mineros
Para dar alojamiento al creciente número de trabajadores que acudían a las minas de Baños de la Encina se construyeron los poblados de El Centenillo y Araceli así como aldeas menores como la de la mina La Culebrina.

El poblado Araceli se sitúa junto a la mina Araceli, a unos 15 Km. al norte de la población de Baños de la Encina. Este poblado dotado con escuela e iglesia, muestra la ya común separación entre viviendas de trabajadores e ingenieros. Construida para dar alojamiento a los trabajadores y sus familias de los pozos nº 7 y Amistad de la mina Araceli, en la actualidad, se encuentra abandonado.

La Aldea de La Culebrina se sitúa muy cerca de la mina El Soldado. De difícil acceso, cuenta con distintos tipos de viviendas para trabajadores y viviendas para ingenieros.

Cuarteladas de solteros del poblado minero de El Centenillo en Baños de la Encina, Jaén. Autor: JCC. Fuente: Minas de Sierra Morena. Los Colores de la Tierra. 2013

Cuarteladas de solteros del poblado minero de El Centenillo en Baños de la Encina, Jaén. Autor: JCC. Fuente: Minas de Sierra Morena. Los Colores de la Tierra. 2013

El poblado El Centenillo se encuentra a 42 Km. al norte del núcleo de Baños de la Encina. En 1867 se funda la Sociedad Especial Minera Río Grande y seían los primeros técnicos ingleses los encargados de construir el poblado para dar alojamiento a los trabajadores y sus familias.

El pueblo se organiza, siguiendo los modelos de urbanismo obrero inglés, en hileras de viviendas adosadas, de una planta y cubierta a dos aguas protegida con teja cerámica. Como elemento exógeno destacan las chimeneas. Estas viviendas disponen de jardín delantero cercado con madera pintada de color verde. En su organización se distinguen viviendas de grandes viviendas para los técnicos de la mina y administradores extranjeros, y viviendas más modestas para trabajadores. Destacan las viviendas en cuarteles destinadas a solteros.

Cuenta con edificios de uso comunitario como: escuela, casa-cuna, iglesia católica y protestante, un pequeño hospital, cuartel, botica, mercado, centralita teléfonica y de correos, biblioteca, talleres mecánicos, barbería y peluquería, etc.
También se dotó al poblado de servicios complementarios como el casino, el cine de varano y de invierno (Salón Recreo) e infraestructuras deportivas como la pista de juego de pelota a tres paredes (el trinquete), la pista de tenis, y el campo de fútbol, utilizado como foso taurino.


Ferrocarril
El ferrocarril fue imprescindible para el desarrollo de la actividad minera e industrial de este distrito que contaba con las siguientes líneas de ferrocarril.

La línea Vadollano-Linares-Los Salidos (1877), conocida como la línea de las Minas, dedicada a hacer llegar combustible para las fundiciones y dar salida al mineral procesado hacia los puertos del Mediterráneo, conectaba, a través de un tranvía, las restantes estaciones de la ciudad y la Fundición de la Tortilla. Esta estación fue rehabilitada en 1993.

La línea principal de salida del mineral y entrada de carbón de Linares a La Carolina (1900). Esta línea se construyó en dos tramos: Mina San Roque-La Carolina (1908) y San Roque Linares (1909). Esta línea enlazaba en Linares con el ferrocarril eléctrico Linares-Baeza y desde la Mina San Roque (a 7 Km. de La Carolina) con los tranvías eléctricos de Linares. Es necesario hacer notar que esta línea fue el resultado de una larga carrera por la construcción del ferrocarril de estas minas después de numerosas concesiones a proyectos como e José Stuck en 1886 por la línea Puertollano-Linares-La Carolina para dar salida a los carbones de la cuenca hullera de Puertollano; Puente Genil-Linares (1892), y Llerena-Peñarroya-La Carolina-Linares (1894) por la Compañía Andaluces y el Centenillo La Carolina por la MZA en 1892, entre otros.

otras líneas como la de Linares-Espeluy (1893) para el comercio del aceite; la de Puente Genil (1882-1893) y la de Linares-Almería (Compañía de los Caminos de Hierro del Sur de España, 1904), construida por la compañía francesa Fives Lille (en cuyo trazado destacan el puente sobre el arroyo Salado de Larva y el del Hacho sobre el río Guadalhortuna) completan en conjunto.

La ciudad de Linares llegó a contar con cuatro estaciones de tren dentro del núcleo: la de Vadollano y estación de Baeza (1865); la de Madrid (1904, Compañía M.Z.A., con las viviendas para trabajadores); la de La Zarzuela (1893) y la de Linares-San José (1904).

Detalle de la portada de acceso a la función La Cruz en Linares, Jaén. Autora: Marta Santofimia. Fuente: Archivo particular del autora. 2011

Detalle de la portada de acceso a la función La Cruz en Linares, Jaén. Autora: Marta Santofimia. Fuente: Archivo particular del autora. 2011

Datos históricos

Fue durante el siglo XIX cuando Linares se convirtió en una de las cuencas mineras más importantes del mundo. De aquella época datan las principales explotaciones, la entrada de capital extranjero, la llegada masiva de mano de obra y la configuración de una ciudad plural, cosmopolita y abierta.

Etapa 1. 1844-1925. Explendor del Distrito Linares-La Carolina
1844. Llegada a Linares de la primera máquina de vapor tipo Cornish para la extracción de agua de las galerías subterráneas de las minas de la mano de la sociedad inglesa The Linares Lead Minino Co.

1863. Llegada de Thomas Sopwith a Linares para la dirección de la explotación de algunas de las minas más importantes.

1865. Se construye la primera línea férrea que une Linares con las grandes capitales españolas.

1867. Fundación de la Sociedad Especial Minera Rio Grande (conocida a partir de 1921 como Minas del Centenillo SA.) e inicio de la explotación de las Minas de El Centenillo por los técnicos ingleses Römer, English y Haselden.

1870. Fundación de la primera de las muchas organizaciones obreras que trataron de hacer frente a la desigualdad y los bajos salarios de los mineros.

1875. Construcción de la Fundición La Tortilla (ingeniero Thomas Sopwoth) y redacción del Plan de Ensanche de la ciudad de Linares.

1892. Se crea la nueva Escuela de Capataces de Minas, germen de la actual Escuela Universitaria Politécnica.

Etapa 2. 1925-1991– Auge de las minas de La Carolina.
Mediados del siglo XX. Crisis de las minas.
1963. Cierre de las Minas El Centenillo bajo titularidad de la SMMP.
1991. Cierre de la Fundición La Cruz, la ultima gran explotación del distrito.

Etapa 3. Patrimonio minero e industrial de Linares-La Carolina
1993. Restauración de la estación de ferrocarril de Madrid. Instalación del Centro reinterpretación de la Minería y la Industria en el muelle de Carga Cubierto de la Estación de Madrid.

Socavón y lavadero La Manzana en La Carolina, Jaén. Autor: JCC. Fuente: Minas de Sierra Morena. Los Colores de la Tierra. 2013

Socavón y lavadero La Manzana en La Carolina, Jaén. Autor: JCC. Fuente: Minas de Sierra Morena. Los Colores de la Tierra. 2013

Otros datos

Protección del entorno
ORDEN de 27 de marzo de 2008, por la que se resuelve inscribir como Bienes de Catalogación General, de manera colectiva, en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, 60 inmuebles del Patrimonio Minero Industrial del antiguo distrito de Linares-La Carolina, sitos en Bailén, Baños de la Encina, Carboneros, Guarromán, La Carolina, Linares, Santa Elena y Vilches (Jaén).. 37.

Participación social
El Colectivo Proyecto Arrayanes es uno de los respaldos más fuertes con los que cuenta la el Distrito Minero de Linares-La Carolina. Este proyecto nace en 1991 para la protección, conservación, recuperación y puesta en valor de su patrimonio minero.

Estado de conservación e integridad
El estado de conservación es desigual. Teniendo en cuenta el amplio patrimonio y la dispersión del mismo, es difícil conseguir niveles de conservación altos de este patrimonio. Sin embargo, su conocimiento, difusión, protección y salvaguarda de su integridad general son, más que posibles, deseables.

Degradación ambiental Alta.

Mina Las Angustias en Linares, Jaén. Autor: JCC. Fuente: Minas de Sierra Morena. Los Colores de la Tierra. 2013.

Mina Las Angustias en Linares, Jaén. Autor: JCC. Fuente: Minas de Sierra Morena. Los Colores de la Tierra. 2013.

Bibliografía

GUERRERO VILLALBA, C. et al. El Patrimonio Industrial en Jaén. En Jornadas Europeas de Patrimonio 2001. El Patrimonio Industrial en Andalucía. Sevilla: 2001. 111-126

GUTIÉRREZ GUZMÁN F. Las minas de Linares: apuntes históricos. Linares : Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos de Minas de Linares, 1999.

MARTÍNEZ, D. Linares, 1886. La visión de un Ingeniero de Minas. Siete esquinas, Nº. 1, 2010, págs. 5-15
Colectivo Arrayanes. Proyecto de recuperación de los valores del patrimonio minero industrial, en el distrito inares-La Carolina. E-rph: Revista electrónica de Patrimonio Histórico, Nº. 3, 2008, 192 págs.

MATEO PÉREZ, M. y COLECTIVO ARRAYANES. Linares. Guía de la Minería. Ayuntamiento de Linares: Área de Turismo

RUIZ MARTÍNEZ, I. Flora y fauna de La Carolina. La Carolina, Jaén : Seminario de Estudios Carolinenses, 1986.
DUEÑAS MOLINA, J. Lavaderos en minas y terreros de Linares-La Carolina. En Elucidario: Seminario bio-bibliográfico Manuel Caballero Venzalá, Nº. 2, 2006 , págs. 339-340

Guardar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR