MINAS DE SIERRA MORENA: los colores de la Tierra es un proyecto de Eiffel Lab financiado por el Ministerio de Educación Cultura y Deporte.

Caminos de hierro. El ferrocarril minero Tharsis-La Zarza-Corrales

Objetivo general

Reconocer las características del paisaje minero

Objetivos específicos

Conocer los procesos de extracción, preparación y transporte del mineral
Experimentar los cambios de paisaje de un territorio

Modo

Recorriendo distintos tramos del ferrocarril minero que une las minas de Tharsis y La Zarza con el cargadero de mineral de Corrales en Huelva.

Interés

Geológico: Yacimientos de pirita, ríos y aguas teñidas y embalses y pantanos de agua dulce.

Formas del relieve: Cerros, colinas, lomas, llanuras, penillanuras y laderas.

Flora: Encinas, alcornoques, algarrobos, quejigos, tamariscos, madroños, eucaliptos, y pinos; coscojos, chumberas, zarzamoras, parras silvestres y romero; jaguarzos, jaras y lavanda; asperillas, arenarias rojas, acederas de lagarto, vinagretas, cardos, campanillas y manzanilla; zarcillitos, avena morisca, esparragueras, amapolas y cantuesos. Destacan especies singulares como: la sabina, las candelas, el brezo de las minas y la aulaga.

Fauna: En riveras y embalses: anguilas, colmillejas, percas americanas, barbos y jarabugos; en fuentes y arroyos: salamandras, sapos y ranas comunes, galápagos europeos y leprosos y culebras viperinas y de collar; aves zancudas como garzas, garcetas y garcillas, cigüeñas y grullas; vencejos, aviones y golondrinas, herrerillos y carboneros; vacas, toros y cerdos. Sólo en la parte de Calañas jabalíes, corzos y gamos.

Paisajes: El paisaje minero; el de dehesa de encinas y alcornoques; el de repoblación de pinos y eucaliptos; el de cultivos del trigo, la avena, el olivo y los frutales; y el de marisma.

Etnología: Procesos de producción: extracción, preparación y transporte.

Patrimonio industrial: Minería a cielo abierto de Tharsis: cortas inundadas, escoriales, instalaciones de transformación y de ferrocarril y poblado minero. Minería subterránea de La Zarza: corta inundada, pozos, silos y poblado minero; ferrocarril minero: puentes, estaciones y cargadero de mineral y poblado minero e instalaciones de Corrales, Huelva.

Esta ruta se localiza al suroeste de la Península Ibérica, en la provincia de Huelva. Tomando el trazado del antiguo ferrocarril minero de Tharsis, recorre el camino del mineral desde su extracción en las cuencas de Tharsis y La Zarza, en la comarca histórica del Andévalo, hasta su embarque junto al poblado de Corrales en el litoral onubense.

A través del recorrido de este territorio, esta ruta da muestras de la capacidad de esta actividad para condicionar fuertemente el medio físico y dar origen a un paisaje de características muy peculiares: el paisaje minero.

A los elementos y formas naturales de este entorno, caracterizados por relieves suaves con pequeños cerros, penillanuras y la llanura de la marisma en el último tramo, hay que sumarle el intenso proceso de modelado del ser humano en las tareas de extracción del preciado mineral de pirita. Esta actividad ha dado lugar a grandes Cortas artificiales inundadas, nuevas montañas de escombros de roca, embalses de agua dulce, suelos marcados con eflorescencias amarillas de sulfuro, etc.

Los cursos de agua de la zona se han visto afectados al lavar el terreno y cargarse de minerales, volviéndose fuertemente ácidos y tiñéndose de colores rojizos.

La vegetación original, de encinas y alcornoques en las zonas más húmedas o sombrías, y fresnos y tamujos como vegetación de ribera a lo largo de los arroyos, ha dado paso a una vegetación de replantaciones, más o menos densas, de eucaliptos y pinos, y a determinadas especies arbustivas como el brezo de las minas, exclusivo de la faja pirítica ibérica y especialmente adaptado a los hábitats mineros.

A estas transformaciones del entorno natural, se unen las culturales. La incorporación de los nuevos procesos industriales, la demanda de trabajadores para la mina y la necesidad de un transporte rápido y seguro, traen consigo la implantación de numerosas instalaciones industriales, la construcción de los nuevos poblados; y el trazado ferrocarril desde las cuencas hasta Huelva.

Las instalaciones industriales necesarias para la extracción, transformación y el almacenaje de la pirita: malacates, pozos, cabrias, salas de máquinas, silos, centrales eléctricas, almacenes, talleres, polvorines, etc. se sitúan a pie de las explotaciones en las cuencas y junto al ferrocarril.

En las inmediaciones de las minas, se asientan los poblados mineros de Tharsis (1880), La Zarza (1886) y Corrales (1920) que dan alojamiento a los trabajadores y sus familias. Estos pueblos son ejemplo de un urbanismo particular, sujeto a las necesidades de la mina; una arquitectura singular, marcada por la influencia inglesa; y unos espacios concretos, asociados a los modos de vida de la mina. Ejemplo de ello: calles y plazas de grandes dimensiones, tipologías de vivienda estandarizadas, mezcla de arquitectura popular local e inglesa y numerosos equipamientos sociales: iglesia, casino, escuela, casa de huéspedes, mercado, cine-teatro, cuartel, hospital, etc.

Esta actividad ha configurado la cultura de estos pueblos, definida a través de su religiosidad, folclore, gastronomía y expresiones inmateriales como la devoción a Santa Bárbara, las formaciones de bandas de música, el cante flamenco, el fuerte arraigo del asociacionismo, una clara segregación social y deportes como el fútbol o el tenis.

El ferrocarril, el gran medio de la industrialización, en este territorio viene a unir la línea de La Zarza a la de Tharsis en Empalme y continúa hasta la capital. Construido por la Tharsis Sulphur & Copper Co. Ltd. en 1867, da salida al mineral a través de 44 km de vía estrecha (1,22 m). Durante su recorrido, a través de distintos paisajes, se encuentran estaciones, apeaderos, túneles, puentes, depósitos de agua hasta el cargadero de mineral. Estos paisajes de dehesa, repoblación, cultivos y finalmente marisma, modificados por el trazado del ferrocarril y la actividad minera, permiten, a través de su observación, asimilar las características propias del Paisaje Minero.

TRAMOS

  1. Mina de Tharsis-Empalme. 7,5 km (ida). 4 horas. Dificultad baja: caminos cortos y fáciles con trozo alrededor de la Corta acondicionado para visitas. Opción A: a pie; Opción B: bicicleta.
  2. Mina de La Zarza-Puente del Tamujoso. 8 km (ida). 4 horas. Dificultad baja: camino fácil de seguir y recorrido por la corta minera acondicionado para visitas. A pie.
  3. Estación de San Bartolomé-Casa de control de Fuente Salada. 14 km (ida). 6 horas. Dificultad Media: firme pedregoso. A pie.
  4. Casa de control de Fuente Salada-Cargadero de mineral de Huelva. 12 km (ida). 4 horas. Dificultad baja: camino acondicionado para su recorrido. A pie.

Recomendaciones

  1. Protección contra el sol y los cambios de temperatura.
  2. Calzado cerrado y pantalón largo.
  3. Llevar agua.
  4. Realizar el sendero en época seca. Evitar los días después de las lluvias.
  5. Atención a posibles problemas con cancelas inapropiadas.

Tramo 1. Mina de Tharsis-Empalme: extracción, preparación y transporte en una mina a cielo abierto

Distancia 7,5 km (ida)   tiempo4 horas  caminar 2 horas bici

dificultad Dificultad baja: caminos cortos y fáciles 
con trozo alrededor de la Corta acondicionado para visitas.

Hitos: Corta de Sierra Bullones (pirita, 1868-1968, 450x280x90), silo de la Corta de Sierra Bullones, Filón Norte (pirita, 1855-2000; 969x548x120), malacate de desagüe de Filón Norte, planta de trituración, silo de descarga del mineral de Filón Norte, central térmica, estación de tren de Tharsis y apeadero de Empalme.

La Corta de Sierra Bullones es una de las cinco explotaciones a cielo abierto que componen la mina de Tharsis distribuidas en torno a la Sierra que da nombre a esta Corta. Desde la de mayores dimensiones, situada más al norte, y en el sentido de las agujas del reloj, toman el nombre de Filón Norte, Esperanza, Filón Sur o Corta del Oro, Filón Centro y Corta de Sierra Bullones.

A principios del siglo XX, la necesidad de aprovechamiento máximo de las tareas de extracción cambia el método de explotación subterráneo por el de cielo abierto, y los pozos y galerías dan paso a los banqueos descendentes y la formación de Cortas. Este cambio supone, además de un aumento en la producción, un cambio sustancia en el relieve de este territorio.

La Corta Filón Norte es la primera masa de mineral explotada de manera industrializada en Tharsis. En ella, la labor de extracción se realiza tanto por perforación como por voladura. El material extraído se deposita en vagonetas que se hacen subir, a través de un plano inclinado, a cotas superiores. El paso del tiempo incorporará excavadoras hidráulicas aumentando así la capacidad de transporte del mineral.

Una vez en superficie, el mineral inicia el proceso de preparación. La pirita se descarga sobre la trituradora, la piedra sobrante se acumula en escoriales, y el agua procedente del achique de la mina se acumula en balsas artificiales. Ya molido, el mineral se transporta por una cinta hasta el silo de descarga. Este silo, situado a pie de la línea del ferrocarril, contiene el mineral hasta su vertido, mediante tolvas reguladas, en los vagones del tren.

En este punto, el mineral inicia su gran aventura hasta el muelle de carga. Para ello, recorre kilómetros de línea de ferrocarril hasta embarcar, no sin antes completar su transformación en las instalaciones situadas en el núcleo de Corrales.

Indicaciones
Este tramo incluye una parte común y dos opciones de continuación desde el mismo punto, la Opción A para excursionistas y la Opción B para ciclistas.

Partimos del cargadero de mineral de la Corta de Sierra Bullones y comenzamos a andar por el camino que ha dejado el antiguo trazado del ferrocarril. Continuamos el camino pasando junto a las antiguas casas de máquinas del malacate de extracción.

Seguimos girando hacia la derecha para empezar a rodear Filón Norte y al otro lado de la Corta se divisan las instalaciones de trituración y la chimenea de la central térmica.

En este punto el camino se separa del borde de la Corta, la rodea pasando junto a escombreras de mineral hasta llegar la zona de extracción y trituración de Filón Norte. Lo primero que atrae nuestra atención es el silo de triturado situado en el centro del conjunto. Si nos acercamos hacia la Corta veremos el malacate de achique de agua a un lado y justo detrás las naves de cribado.

Rodeando estas instalaciones, en prolongación a la nave de triturado, al otro lado de nuestro camino, se encuentra el silo de descarga.

En este punto el recorrido se adapta a excursionistas y ciclistas proponiendo dos opciones.

caminarOpción A: bajamos al silo y atravesamos las naves de talleres por la calle señalizada, hasta llegar, siguiendo las vías del tren a la central térmica que suministraba energía a todo el conjunto, reconocible por su chimenea de ladrillo. Junto a ella, la estación de pasajeros de Tharsis. Partiendo de ella, recorremos el trazado del tren durante 4,87 km hasta la estación de Empalme. Sin embargo, lo que para un excursionista a pie puede resultar muy agradable de recorrer, es poco recomendable para un ciclista, de manera que se indica la siguiente opción.

biciOpción B: desde el silo de Filón Norte, junto antes de bajar a él, se toma el camino auxiliar de 4,37 km que discurre por el embalse del pino, continua junto a la nueva subestación eléctrica situada a la espalda de la antigua central térmica y conduce hasta el apeadero de empalme.

Por ambos caminos encontramos un entorno de relieve muy suave de penillanura con pequeños montes. El sustrato está formado por rocas y tierras rojizas, con fragmentos de mineral y eflorescencias amarillas de azufre en la vía y su entorno. La vegetación es dispersa y está dominada por pequeños eucaliptos de replantación, arbustos y matorrales, jara y brezo de las minas. En los espacios desarbolados encontramos aves propias de áreas abiertas como perdices, abubillas, trigueros, etc.

Completa este tramo con: la visita al pueblo de Tharsis y el barrio de Pueblo Nuevo.

Tramo 2. Mina de La Zarza-Puente del Tamujoso: extracción, preparación y transporte en una mina subterránea.

Distancia 8 km (ida)  tiempo4 horas  caminar

dificultadDificultad baja: camino fácil de seguir
y recorrido por la corta minera acondicionado para visitas.

Hitos: Corta Los Silos (pirita, 1888-1996, 852x175x150m.), instalaciones del pozo nº 4 (1913), instalaciones del pozo Algaida (1965), instalaciones de Perrunal, puente del Tamujoso.

Al sur del núcleo de La Zarza encontramos la Corta Los Silos. Consecuencia del desmonte necesario para llegar al yacimiento de mineral, esta mina subterránea para la extracción de azufre a partir de pirita de la Tharsis Sulphur and Copper Co. Ltd., se encuentra inundada de aguas ácidas.

A pie de la Corta, se conservan las instalaciones extractivas del pozo nº4 (Dorman Lone & Co.Ltd, 1913). Sobre esta bocamina o pozo se sitúa el malacate de extracción que conserva la casa de máquinas y la chimenea. Una vez arrancado y subido a superficie, el mineral comienza el proceso de preparación y cernido para su transporte. Desde el malacate se lleva al silo de trituración para su posterior vertido mediante tolvas de descarga, en las vagonetas del ferrocarril destino a Huelva.

El pozo Algaida, la segunda boca de esta mina, se sitúa al noreste de la Corta. Desde este castillete se repite el mismo proceso que en el pozo nº4. A la espalda del pozo se conservan la casa de máquinas, la chimenea y la balsa de lodos residuales.

Al oeste de la mina de La Zarza se sitúa la mina subterránea de Perrunal. Propiedad en origen de la Societé Française des Pyrites d’Huelva, de ella se conservan las canteras de piedra necesarias para el relleno de las galerías mineras, los edificios auxiliares, la central eléctrica y la balsa de decantación.

El último punto de referencia de este tramo es el puente del Tamujoso, el primero de los más de 20 puentes que salvan el accidentado territorio desde La Zarza hasta Empalme. Este puente salva una luz de 123 m. a través de 12 vanos de luz libre de 10,30 m. cada uno, altura máxima sobre rasante de 15 m. y una anchura del tablero de 2,50 m. Los estribos son de mampostería y el tablero está construido por perfiles metálicos de doble T, con arriostramiento transversal horizontal en aspa.

El trazado del ferrocarril continúa tras el puente y llega hasta la estación de Empalme tras 27 km de camino de hierro y numerosos puentes.

Indicaciones
Partimos de la Corta de Los Silos, junto a los paneles informativos situados en su frente norte y la rodeamos a pie, haciendo el recorrido propuesto, hacia las instalaciones extractivas del pozo nº 4.

Pasamos delante de la chimenea, el malacate de extracción y la casa de máquinas y bajamos el terreno hasta el silo de descarga. Continuamos el camino hacia el sureste, siguiendo el trazado del ferrocarril, caminando paralelos a las construcciones auxiliares que tenemos a la derecha y tomamos el camino peatonal que se abre a la izquierda. Este camino nos conduce hasta el pozo Algaida, no sin antes poder ver la balsa de lodos a la que se conducían las aguas ácidas de la mina del pozo nº4 a la izquierda.

Al final de este camino, tomamos el camino a la derecha y en pocos minutos estamos frente al pozo Algaida. Caminando hacia el sur, seguimos el camino del ferrocarril acompañados de los edificios de talleres y almacenes de polvorín que se une tras X km al tramo del pozo nº4 y continúan juntos hasta Empalme. En cuanto empecemos a andar por él, reconoceremos que se trata del trazado de un ferrocarril, aunque ya sin vía, con numerosos terraplenes y desmontes, y un firme homogéneo a cuyos lados se observan las piedras sueltas de buen tamaño que hacían de base de asiento al ferrocarril.

A 3 km del pozo Algaida por el ferrocarril, nos encontramos la mina de Perrunal a la izquierda. Tomamos un camino pequeño que sale antes de unas construcciones del ferrocarril y llegamos a la balsa de decantación con el edificio de la central eléctrica detrás y la casa de máquinas del malacate desaparecido a la izquierda.

Si nos acercamos podremos observar el arranque del malacate y el pozo cegado.

Volvemos al camino del ferrocarril y continuamos, acompañados por el trazado independiente del ferrocarril de Perrunal a la línea Zafra-Huelva, hasta atravesar el cruce de las tres líneas de ferrocarril: Perrunal, Zafra-Huelva y La Zarza-Empalme. A pocos metros llegamos al Puente del Tamujoso.

Dada la cercanía a la sierra, el carácter de esta zona es de baja montaña, las formas predominantes del relieve son las convexas con numerosos cerros. El paisaje propio de dehesa ha sido sustituido por cultivos y repoblación de intensiva de eucalipto, pino, dando lugar a la presencia de un sotobosque bastante aclarado de matorral tipo jara-brezal. Tan solo en algunas zonas encontramos jaguarzales. Las aves más sencillas de observar son cigüeñas, vencejos, golondrinas, herrerillos y carboneros.

Completa este tramo con: la visita de los poblados de La Zarza y Perrunal. Se recomienda visitar los poblados de colonización minera de La Zarza (Tharsis Sulphur and Copper Co.Ltd., 1866) de origen inglés y el de Perrunal (Societé Française des Pyrites d’Huelva, 1900), de origen francés. Destacan los edificios sociales de La Zarza como: la escuela, el casino minero (1919) y el cuartel de la guardia civil (1923-1969) de Perrunal y el teatro, el casino minero (1891), la iglesia (1931), el mercado, las oficinas centrales o casa dirección, la oficina de pagos y el campo de fútbol en La Zarza.

Tramo 3. Estación de San Bartolomé-casa control de Fuente Salada.

Distancia 14 km (ida)  tiempo6 horas  caminar
dificultad Dificultad Media: firme pedregoso.

Hitos: Estación de San Bartolomé, puente sobre el arroyo del Álamo y del Tortillo, puente metálico de arroyo de Domingo Negro, casa de control de Fuente Salada.

Indicaciones
Iniciamos el camino en la Estación de San Bartolomé. Para llegar a ella, tomamos el camino de tierra que se inicia justo en el cartel que indica la entrada al pueblo, en la avenida de Portugal, prolongación de la carretera nacional A495. Este camino nos conducirá hacia el este. A 3 km tomamos el camino hacia la derecha y encontramos la estación.

Comenzamos andando hacia el sur, siguiendo el camino de hierro. El paisaje es de dehesa de encinas y matorral bajo con flores amarillas de las aulagas, jara, collejas, borraja y espárragueras.

A 1,5 km de la estación encontramos el puente sobre el arroyo del Álamo y del Tortillo que salva una altura grande. A 3,5 km aproximadamente, el trazado del ferrocarril intersecta con la carretera A495. La cruzamos y continuamos el camino del ferrocarril.
Durante un largo paseo, el entorno es de pinos y eucaliptos y el camino, ya sin vía de ferrocarril, es llano gracias a diversos desmontes y terraplenes, su base es homogénea formada por piedras sueltas de gran tamaño, de color rojizo y de tanto en tanto, se conserva en su sitio, alguna traviesa de madera.

Durante 1,5 km el camino se dificulta con la poda de los pinos, los residuos de los cultivos bajo plástico de fresas principalmente, y con la apropiación indebida de un tramo de ferrocarril. Sin embargo, atravesarlo permite retomar el tranquilo camino del ferrocarril.

De dificultad baja para cruzarlo, a pocos kilómetros encontramos un pequeño puente de estructura metálica y altura no muy alta que permite salvar el desnivel de un arroyo.

Poco después llegamos al cruce de Fuente Salada, con el edificio del apeadero a la derecha, la caseta de control a la izquierda y restos de un tramo de vías de tren en el suelo.

En caso de urgencia: a la mitad del camino, a unos 9 km de la estación de San Bartolomé, a la derecha del camino del ferrocarril, se abre el camino de La Teja, que permite el acceso rodado al camino del tren.

Tramo 4. Casa control de Fuente Salada-cargadero de Huelva.

Distancia 12 km (ida) tiempo4 horas caminar

dificultad Dificultad baja: camino acondicionado para su recorrido.

Hitos: Caseta de control de Fuente Salada, puente de la línea de ferrocarril Huelva-Ayamonte, cauce del arroyo del Prado, central térmica de Corrales, estación de ferrocarril de Corrales, cargadero de mineral.

Indicaciones
Iniciamos el camino en la casa de control de Fuente Salada, en el km 98 de la carretera nacional A431 y comenzamos a seguir la dirección que marcan las vías del tren en sentido Sur. A 200 metros cruzamos bajo el antiguo puente de la línea de ferrocarril Huelva-Ayamonte y continuamos el camino.

El camino del ferrocarril ha perdido las vías, las traviesas y las piedras de asiento y ha quedado en forma de firme llano, muy cómodo para su paseo. Las torres del tendido eléctrico acompañan el camino, facilitando la orientación.

A 1 km de Fuente Salada cruzamos bajo la autopista A-49 y continuamos el camino encontrando extensiones de cebada y pequeñas plantaciones de fresas hasta la carretera que nos conduciría, de seguirla en dirección a poniente, a las inmediaciones del núcleo de Aljaraque.

Pocos metros delante, el camino está cortado por un poco de vegetación, por lo que salimos del trazado del ferrocarril por la derecha y salvamos el curso por un camino lateral. Aprovechamos en este punto para observar, entre lo eucaliptos, un grupo de 20 colmenas.

Nos incorporamos al camino del ferrocarril y llegamos a una extensión de arena y cañaveral donde cruzamos el cauce del arroyo del Prado. La falta de puente hace que no sea recomendable cruzar el cauce en época de fuertes lluvias.

Justo después de cruzar el arroyo, nos encontramos, para los más curiosos, con un huerto solar. A él llega un camino auxiliar que viene desde el poblado de Corrales como continuación del Boulevar del ferrocarril.

Es aquí donde el trazado del ferrocarril, acompañado de naranjo primero y pinos después, comienza una curva marcada hacia la derecha, anunciando que se acerca a la marisma.

El paisaje al que llegamos es completamente distinto. Un ecosistema húmedo que tiene por unidad el relieve principal de una depresión, que se inunda por efecto de la marea, con plantas que crecen en el agua salobre. Esta marisma, asociada al estuario de los ríos Tinto y Odiel, con fondos arenosos, alberga una gran variedad de vida: algas plactónicas y abundante flora y fauna, principalmente aves.

En este camino de marisma encontramos un pequeño puente que salva una depresión no muy grande y una torre de luz desmontada que corta el camino, ambos de dificultad leve para pasarlos.

El camino, de tierras rojas y amarillas, con restos de las traviesas de madera y piedras de la base de asiento del ferrocarril, nos conducirá a la Central Térmica de Corrales y su gran chimenea, situada a pie de ferrocarril. Junto a ella, donde se localiza el actual instituto de secundaria se situaba la planta de trituración como parte de la última fase de preparación del mineral, antes de embarcarlo. A pocos metros, y acompañados por las escombreras de roca a la derecha, llegamos a la estación de ferrocarril.

Dos kilómetros más de camino conducen hasta el cargadero de mineral situado en la Punta de la Cruz, como punto final de nuestro recorrido.

¿Sabías qué? Llama la atención el buen estado de conservación de las traviesas de esta línea. En 1859, Mr. Bethel, arrendatario de las explotaciones de Lagunazo, desarrolló un método para conservar las traviesas del ferrocarril empleando sulfato de cobre. Nada se conserva de los hornos de reverbero utilizados para el beneficio del mineral, y ni del horno de afino para obtener sulfato de cobre, una sal insoluble, sin embargo, el buen estado de conservación de las traviesas es extraordinario.

En caso de urgencia recomendamos distintos accesos. El primero de ellos es la carretera nacional A431 donde comienza el recorrido. A 1 km de la salida se puede acceder a través de la autopista A49 salida 94 a Gibraleón Oeste. A mitad de camino, a unos 4,50 km se puede acceder a través del camino prolongación del Boulevar del ferrocarril del núcleo de Corrales.

Completa este tramo con la visita del poblado minero de Corrales, de origen inglés, construido por la Tharsis Sulphur & Copper Co. Ltd entorno al año 1920, como núcleo de alojamiento de los trabajadores de las instalaciones de preparación final del mineral antes de su embarque. Destacan los edificios de la iglesia, el casino, la casa de pagos y el cine-teatro.