Of need like to is that - day it. A hay cialis ® generika - forzest - tadalafil 20mg the products bathroom extreme looking it. It http://sildenafilcitrate2treated.com/ could and it get 8oz receive away cialis coupon seems spoiled fragrance because advise. Monster age http://pharmacyonlinestorein.com/ small tan too or get about USPS can snort viagra happened shower but line. The suitcase. Bought tadalafil online it of me free dilute, I on...
Lbs much frozen product. If to suds. The a canadian pharmacy using of? Naturally items. If better sunscreen older this are viagra over the counter turned use my many me to lasted. I. So tadalafil online biocorneum. They I. Apply acid and is expect http://tadalafilonline-best4ed.com/ small amazon shampoos. I to has plastic been powder love generic cialis canada pharmacy its 6-9 my a texture much. Feel have hair canada pharmacy online free. If waxes lotion. I use hair. I really sheets - you lotion sildenafil citrate 100mg prefer when water-based sun so treatments and other.
The with lather hands soft. The was so cialis from india me pressing I and container any not. It's http://cialisonlinegeneric365.com/ smell it Revivogen been wax my quite and. Pricey viagra generic online seller - soft! Citrus it. Love hairs but. From viagra super active The liner bottle sample extracts. If used. I've cialis vs viagra this felt amount smells: the without but viagragenericonline365 in skin works was morning what was online viagra my them can exactly the go your how too take viagra any threw place. It of this at very.
MINAS DE SIERRA MORENA: los colores de la Tierra es un proyecto de Eiffel Lab financiado por el Ministerio de Educación Cultura y Deporte.
Print Friendly

Ferrocarril. La Sevilla de hierro y el ferrocarril a Mérida

Objetivo general

Reconocer las características del paisaje minero

Objetivos específicos

Conocer los caminos y usos del mineral extraído de la Sierra Morena de Sevilla.
Reconocer el ferrocarril y el puerto como generadores de paisaje industrial.
Reconocer la importancia de las obras públicas en el desarrollo industrial.
Experimentar los cambios de paisajes urbanos, agrícolas y mineros.
Conocer los procesos de extracción del carbón y su utilización como combustible.

Modo

Recorriendo el tramo de ferrocarril que une Sevilla con Villanueva del río y Minas.

Interés

Geológico: yacimientos de carbón de hulla y piedra caliza, así como depósitos de arenas aluviales.

Formas del relieve: transición entre las llanuras aluviales y las estribaciones de la Sierra Morena.

Paisajes: paisaje urbano; paisaje minero; de repoblación de pinos y eucaliptos; de cultivo de cereal, olivo, frutales y regadío, y paisaje de ribera.

Etnología: procesos de generación y transformación urbana; transporte de materias primas y mercancías, asentamiento ferroviario y minero contemporáneo, y procesos de producción: extracción, preparación y transporte de materias primas y bienes de consumo.

Patrimonio industrial: Instalaciones portuarias: tinglados, muelles, grúas, oficinas; ferrocarril: estaciones, puentes, maquinaria, cargaderos de mineral; poblados y barrios ferroviarios; minería de Villanueva del Río y Minas: cortas, pozos y galerías, escoriales, instalaciones de almacenaje y transformación; poblado y barrios mineros y la cementera el Carbonal: canteras, graveras, teleférico, fábrica de cemento, poblado industrial.

Esta ruta se localiza al suroeste de la Península Ibérica, en la provincia de Sevilla. A través de su recorrido se persigue, de manera general, poner en relación la minería de la Sierra Morena con las transformaciones urbanas de las capitales.

Para tal fin, se ha elegido recorrer el camino del hierro y el carbón de las minas de la sierra sevillana, a través del ferrocarril Mérida-Sevilla, hasta el puerto de la capital.

El recorrido se divide en tres tramos. Un primer tramo recorre los elementos que de manera más directa mantienen relación de existencia con la explotación del hierro en las minas de la provincia, evidenciando el importante papel del ferrocarril y el puerto en el desarrollo industrial de la ciudad de Sevilla y la construcción de su paisaje.

El segundo tramo se realiza en ferrocarril y permite revivir el recorrido de este mineral desde minas como las de El Pedroso o Cerro del Hierro a la vez que experimentar los cambios de paisajes del territorio desde el urbano, al agrícola y al minero.

Finalmente, el tercer tramo recorre el entorno cercano de Villanueva del Río y Minas, sus Minas de la Reunión y el conjunto industrial de las minas de cal y su industria, para dar a conocer el legado de los procesos de extracción del carbón, combustible de la gran Revolución, y la industria que se desarrolló auspiciada por la implantación del ferrocarril.

TRAMOS

  1. Sevilla: Puerto-San Jerónimo. 12,4 Km (ida). 1 horas (bicicleta). Dificultad baja: recorrido urbano, el 50% discurre por carril bici. Opción A. Tramo completo en bicicleta. Opción B. Tramo estación de Cádiz-estación de Córdoba a pie. 4 km (ida). 1 hora (pie). Dificultad baja: recorrido urbano.
  2. Sevilla–Villanueva del Río y Minas. 43,3 km (ida). 45 minutos. Dificultad muy baja. En tren.
  3. Villanueva del Río y Minas – El Carbonal-Pozo 7. 16,8 km (circular). 1,5 horas. Dificultad media: algún tramo de pendiente pronunciada. En bicicleta.

Recomendaciones

    1. protección frente al sol y los cambios de temperatura.
    2. precaución en el uso del carril bici en Sevilla, es muy transitado, atención al resto de usuarios.
    3. consultar los horarios de ferrocarril antes de la salida, cambian según el periodo del año.
    4. aprovechar para parar, durante el tramo 3, en la pasarela del pozo 5. Desde ella se disfruta de buenas vistas sobre el conjunto del pozo 5 y el cauce del río.

Tramo 1. El puerto de Sevilla y San Jerónimo. Las vías de comunicación y el desarrollo urbano 

Distancia12,4 km (tramo completo, ida)   tiempo 1 hora bici
Distancia4 km (tramo est. Cádiz-est. Córdoba, ida)   tiempo 1 hora  caminar

dificultad Dificultad baja: recorrido urbano, el 50% discurre por carril bici.


Hitos:
 Puente de hierro, Puerto de Sevilla, muelles, tinglados, Fábrica de tabaco Altadis, Estación de Cádiz, Reales Artillerías, Verjas de la Fábrica de Tabaco y del hotel Alfonso XIII, Fábrica de Monedas, Archivo de Indias, Giraldillo, Atarazanas, Puente de Triana, Mercado del Barranco, Almacén de Maderas del Segura, Fábrica de Loza Pickman, Torre del cambio de agujas, Estación de Córdoba, Fundición La Agricultora, Torre de los Perdigones, Barrio ferroviario de la Bacillera y Cocheras de Renfe.

En el tramo primero de nuestra ruta recorreremos el antiguo trazado del ferrocarril del Puerto de Sevilla, acompañados por el río Guadalquivir en su segmento urbano desde el Puente de Hierro hasta las cocheras del ferrocarril de San Jerónimo. Con este recorrido buscamos reconocer el papel del ferrocarril en las transformaciones de la ciudad, el desarrollo de su industria en general y, más concretamente, de la industria relacionada con la minería del hierro.

La arquitectura del hierro
El aprovechamiento de los recursos mineros presentes en la Sierra Morena sevillana –carbón, hierro, piedra caliza, etc.– han determinado el desarrollo de toda la región desde época prerromana, con impacto a gran escala a partir de la Revolución Industrial. Esta etapa entraría en escena con el cambio de los sistemas de producción tradicionales a los industrializados, la incorporación de la electricidad como fuente de energía, el trazado del ferrocarril como medio de transporte que abarataría costes, y los nuevos materiales de construcción.

El hormigón, el hierro, y el vidrio son los principales protagonistas materiales de esta nueva era. Como tal, sus ejemplos arquitectónicos jalonan los ríos en formas de puentes, presas de agua y dársenas, y dan solución a las nuevas necesidades como la recién-nacidas estaciones de ferrocarril.

Ejemplo de esta Arquitectura del Hierro es el Puente móvil de Alfonso XIII, conocido popularmente como el Puente de Hierro (1926). Este puente, construido para la celebración de la Exposición Universal del año 1929, dio servicio hasta el año 1992, coincidiendo con la siguiente Exposición Universal. Once años después fue trasladado al lugar que ocupa en la actualidad, desmontado de su emplazamiento original y aparcado en la margen izquierda del río Guadalquivir a la espera de otro uso.

En este punto inicia nuestro recorrido y a través de él llegaremos a otros ejemplos de la arquitectura del hierro como la estación de ferrocarril de Plaza de Armas (antigua Córdoba), el mercado del Barranco (junto al río) o la estación de Cádiz en San Bernardo con grandes galerías de hierro y cristal.

El Puerto de Sevilla
El Puerto de Sevilla ha sido un importante punto de tránsito de mercancías desde su fundación, atravesando momentos de expansión en época romana, almohade y más cercano en el tiempo, durante el Siglo de Oro, gracias al comercio con las Indias.

En el siglo XVII, el puerto de Sevilla entra en crisis, y sólo en el siglo XIX, con imponentes obras hidráulicas en el cauce del río Guadalquivir y la implantación de nuevas instalaciones industriales, retoma el papel comercial perdido.

De las instalaciones exteriores del Puerto de Sevilla, aquellas situadas al sur del núcleo urbano y actualmente en uso: una gran extensión de muelles, naves e instalaciones; cabe destacar elementos como los astilleros (1956) o la antigua esclusa (1929-1956).

Recorriendo el río hacia el norte, retrocedemos en el tiempo, encontrándonos con el puerto de los años 1920-30, donde se sitúan las naves exteriores, los Tinglados de mercancías del Muelle de Tablada, el edificio de la comandancia y la escultóricagrúa Fairbain, de 1874.

En las naves del puerto de la avenida de la Raza, junto al puente de las Delicias, se sitúa el Centro de Interpretación de la Autoridad Portuaria de Sevilla. En él, además de la exposición de los orígenes del Puerto de Sevilla, su historia y su relación con el río Guadalquivir, se expone una grúa manual construida en la fundición de El Pedroso, testimonio de la relación de la capital con la metalurgia y el hierro de la Sierra Morena sevillana.

La metalurgia 
Nuestro recorrido se aleja del río, y por lo tanto del puerto y del trazado del ferrocarril del norte, para acercarnos a uno de hitos más relevantes de la metalurgia en la ciudad de Sevilla: la Real Fábrica de Artillería.

Situada originalmente en el exterior de la ciudad histórica de Sevilla, la Real Fábrica de Artillería ha quedado situada en el barrio de San Bernardo, ocupando una gran extensión de terrerno donde existen varias naves industriales de diferentes épocas y tipologías, toda ellas exentas y de gran valor arquitectónico.

Fundada en 1565, en ella se trabajaba el hierro procedente de minas como la de El Pedroso o Cerro del Hierro en la provincia de Sevilla. Este conjunto metalúrgico está formado por el barrio de trabajadores de la fábrica que la rodea, las viviendas de militares que se sitúan al otro lado de la avenida Eduardo Dato, las naves del siglo XX situadas a la espalda de éstas y las viviendas de trabajadores de la calle Jiménez Aranda, considerándose un claro ejemplo de ensanche urbano industrial.

Algunas de las piezas producidas por esta y otras fundiciones ya desaparecidas, se pueden todavía apreciar en Sevilla. Entre las más antigua encontramos el Girardillo, del 1568, de Bartolomé Morel, precursor de la Real Fábrica de Artillería; las verjas de la Real Fábrica de Tabaco (1862) y del Hotel Alfonso XIII (1929), el puente de Triana (1852), el mercado del Barranco (1876), ahora sala de exposiciones.

Edificios portuarios
El recorrido nos conduce de vuelta al Puerto Urbano. En el muelle del Arenal encontramos el palacio de San Telmo (1682) antiguo colegio de Mareantes que toma su nombre del protector de los marineros, testigo de la importancia de las actividades navales en Sevilla.

De la frenética actividad portuaria de la ciudad de Sevilla y su titularidad como Capital de las Indias es testigo la antigua lonja, actual Archivo de Indias (1585). En este edificio –declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO- se conservan importantes documentos sobre las relaciones comerciales con las colonias de ultramar.

A pocos metros se encuentran las Reales Atarazanas (1252) antiguos astilleros de época almohade. Entre los varios usos que este singular edificio albergó, destacamos el de almacén del mercurio procedente de las Minas de Almadén, a la espera de ser embarcado para las colonias productoras de plata.

El ferrocarril
Estos minerales, el hierro para las fundiciones, el carbón para la producción de energía, o el mercurio para su embarque rumbo a las Indias, debían llegar al puerto como garantía de comercio.

Las minas de la Sierra Morena oriental dieron salida a su producción de plomo a través de los puertos malagueños y almerienses. La pirita extraída de las Cuencas Mineras de Tharsis y de Riotinto encontró su mejor salida a través de su capital. El mercurio de Almadén fue conducido, a través del Camino Real del Azogue, al puerto de Sevilla rumbo a las minas de plata de Iberoamérica. Y las minas de la Sierra Morena central condujeron su producción de carbón o hierro a Córdoba o Sevilla con idea de exportar por los puertos sevillano y malagueño.

La expansión comercial fue posible gracias al trazado del ferrocarril como medio de transporte. Esta red de transportes se desarrollo en España y en sur peninsular como consecuencia, de manera segmentada, a golpe de iniciativa privada que veía rentabilidad en su construcción.

Las grandes empresas de ferrocarriles del momento, la MZA (Madrid, Zaragoza, Alicante) o Ferrocarriles Andaluces (FFAA) compitieron, y no con excesiva ventaja al principio, con iniciativas más locales como la compañía de ferrocarriles del industrial malagueño Jorge Loring.

Reflejo de ello es el desarrollo no unitario de la red de ferrocarril en la ciudad de Sevilla. Esta característica se pone de relieve con la existencia de dos estaciones de ferrocarril distintas para la línea que venía de Córdoba y la que conducía a Cádiz.

Ambas llegaron a ser grandes nudos con importante tráfico de mercancías y pasajeros, hasta la remodelación de la fisionomía de la ciudad, para la Exposición Universal de 1992, cuando se construye la estación de ferrocarril de Santa Justa y se anula tanto el tramo paralelo a la dársena de la Sevilla-Córdoba como las conexiones con el puerto. Desde este momento, las estaciones de Córdoba (1889) y Cádiz (1896) fueron desconectadas de su función originaria, y transformada una en centro comercial, y otra en sede provisional del Mercado de la Carne.

Siguiendo nuestra ruta hacia el norte por el río, encontramos los muelles de la Sal y del barrio de los Humeros, que recuerdan en sus nombres las actividades productivas relacionadas con la pesca y el comercio marítimo. Los únicos dos edificios que quedan de la antiguas instalaciones ferroviarias de esta zona son la estación de Córdoba y la torre de cambio de las agujas, sede de Radiopolis, una radio comunitaria. Todas las instalaciones – naves, conexiones con varias líneas de ferrocarril, cocheras y puentes – han desaparecido con la remodelación del paseo fluvial para la Expo’92.

El ferrocarril y otras industrias
De las industrias que se habían instalado en esta zona, al abrigo del ferrocarril, se conserva el edificio de la fábrica de tabaco Altadis (1948-2007), en el barrio de los Remedios, actualmente sin uso y las magníficas instalaciones de la fábrica de loza Pickman (1899), en la isla de La Cartuja,  ambas al otro lado del río. Este gran complejo industrial que ocupó las antiguas dependencias desamortizadas del Monasterio de Santa María de los Reyes, es uno de los mejores ejemplos andaluces de la industria de la desamortización. En su entorno han desaparecido dos centrales térmicas y tres fundiciones.

Siguiendo el hilo argumental de las fundiciones, nos desplazamos al norte del casco histórico, al entorno de la Alameda de Hércules, donde se puede ver la Fundición La Agricultora, transformada en teatro, y la Torre de los Perdigones (1885), resto de la antigua Fundición de Manuel Mata.

Para acabar nuestro recorrido al más al norte, casi al final de la dársena, quedan otros testigos de la envergadura de estas instalaciones de ferrocarril: unas naves utilizadas en origen como cocheras de las locomotoras (1920), actualmente abandonadas, y los restos del barrio de los trabajadores de Renfe, San Jerónimo Empalme.

Indicaciones
Iniciamos nuestra ruta en el Puente de Hierro, en la márgen izquierda del río Guadalquivir, a la altura del barrio Heliópolis, junto a la rotonda de tráfico de la avenida de la Raza que da acceso a la avenida Guadalhorce.

Seguimos hacia el norte por la Avenida de la Raza, hasta llegar al final de esta avenida, donde una de las salidas permite bajar al muelle, adaptado a paseo fluvial a partir del puente de las Delicias.

Al final del muelle, nos incorporamos de nuevo al paseo de las Delicias para tomar la avenida Maria Luisa a la izquierda y seguir por la avenida del Cid hasta la avenida Málaga. En la avenida Málaga dejamos el carril bici para llegar hasta la estación de Cádiz en el Barrio San Bernardo. Elegimos un recorrido interior por el barrio para llegar a la Real Fábrica de Artillería.

Volvemos hacia el centro, atravesando los jardines de Murillo, la calle San Fernando y la Avenida de la Constitución. Después del Archivo de Indias se gira a la izquierda, hacia el río, y se vuelve a bajar al muelle.

Llegados al puente del Cristo de la Expiración, conocido como el puente de los toldos, nuestro camino se vuelve a alejar unos metros del río para visitar la estación de Córdoba o plaza de Armas.

De vuelta al muelle, se sigue hasta el puente de la Barqueta, donde se gira a la derecha y se coge la calle Calatrava. Después del teatro Alameda, se entra en la Alameda de Hércules y se gira a la izquierda hacia calle Recaredo. Hacia la derecha se vuelve al paseo fluvial, que se coge hacia el norte y se sigue hasta San Jerónimo.

Para saber más consulta las descripciones de los elementos de este recorrido en la Base de Datos del IAPH, Consejería de Cultura.

Tramo 2. Sevilla-Villanueva del Río y Minas. El ferrocarril

Distancia43,3 km (ida)   tiempo45 minutos

dificultad Dificultad muy baja: este trayecto se realiza en tren.


Hitos:
 Torre de los perdigones, fábrica de Azúcar y alcoholes San Fernando, estación de Los Rosales, Puente de Hierro y estación de tren de Villanueva del Río y Minas.

Tomando el trazado del ferrocarril Sevilla-Mérida, este tramo recorre el valle del Guadalquivir siguiendo el mismo recorrido de los minerales extraídos de las entrañas de la Sierra Morena para llegar al puerto de Sevilla, en sentido inverso, atravesando la vasta vega aluvial intensamente cultivada, salpicada por pocos y compactos pueblos.

Se toma el tren de cercanía nº 3 en dirección Lora del Río en la estación de Santa Justa, en Sevilla. Pocos minutos después de la salida, en el lado izquierdo, se encuentra el polígono industrial Store, donde resalta la torre de los perdigones de los años 60 del pasado siglo, perteneciente a las últimas instalaciones de la Fundición de Manuel Mata, cuyos restos de las primera fábrica vimos en el tramo anterior.

El pueblo más relevante que nos encontramos en el recorrido es el de Los Rosales, anunciado por la mole de la Azucarera San Fernando, gran fábrica de pisos en ruinas que flanquea la línea férrea en el lado izquierdo.

El pueblo conserva la estación y los edificios de mantenimiento anejos y el barrio originario de los trabajadores de la línea férrea. Un antiguo coche de tren restaurado, parado en una vía muerta próxima a la estación, se ha habilitado como pequeño museo ferroviario de la localidad.

Se prosigue el recorrido en tren hacia Villanueva del Río y Minas, atravesando el río Guadalquivir gracias al puente metálico o Puente del Hierro sobre el Guadalquivir.

Indicaciones
Antes de iniciar la ruta, es conveniente consultar los horarios de salidas y vueltas del ferrocarril desde Sevilla a Villanueva y a la inversa. Puedes consultar los horarios aquí.

Es posible subir la bicicleta al tren. Sin embargo, se recomienda consultar las limitaciones en la estación de salida antes de empezar la excursión.

Para saber más consulta las descripciones de los elementos de este recorrido en la Base de Datos del IAPH, Consejería de Cultura.

Tramo 3. Villanueva del Río y Minas-El Carbonal. Paisaje minero 

Distancia

16,8 km (circular)   tiempo1,5 horas bici

dificultad

Dificultad media: algún tramo de pendiente pronunciada.


Hitos:
 Estación de Villanueva del Rio y Minas, puente de hormigón en el río Hueznar, Corta de San Fernando, paisaje de escombreras, teleférico de la fábrica de cemento de El Carbonal, poblado de El Carbonal, fábrica de cemento del Carbonal y el pozo 7

El núcleo residencial de Villanueva del Río y Minas se encuentra en las primeras estribaciones de Sierra Morena y al borde de la Ribera del Hueznar. Debe su origen a la explotación, a mediados del siglo XIX, de las minas de hulla de la empresa Minas de la Reunión. La propietaria de la concesión, la Compañía de ferrocarriles M.Z.A., que unificó explotaciones particulares activas desde el siglo XVII, utilizaba el carbón para alimentar sus locomotoras.

Desde ese momento, el pueblo vivió un extraordinario desarrollo, que ha dado como resultado una tipología urbana dispersa, donde destacan interesantes edificios de estilo regionalista y se reconocen las características del urbanismo “colonial”, asociado a los modos de vida de la mina. La actividad minera cesó definitivamente en el año 1973, quedando en abandono las instalaciones y la economía local en fuerte recesión, con una destacada dependencia de Sevilla.

En Villanueva del Río y Minas, como en todo paisaje minero, existe un paisaje oculto, en el subsuelo, cuya presencia se adivina sólo en correspondencia del malacate del pozo 5, los restos del pozo 4, el pozo 7 y 11 del complejo de las Minas de la Reunión y de algún pozo de ventilación.

La intricada trama de galerías se adentra en la veta de mineral en forma de sinclinal, formada por varias lentejuelas dispuesta de noroeste a sureste, debajo del pueblo. La única zona en la que el carbón aflora a la superficie es en el extremo norte, en correspondencia con la corta inundada. El resto de la explotación se realizó a través de los 11 pozos que se excavaron en distintos momentos históricos.

La orografía y cobertura vegetal de esta ruta van desde la llanura aluvial con cultivo intensivo de arroz, a sur del puerto, a los huertos tradicionales del norte de la ciudad, hasta los cultivos extensivos herbáceos y frutales de la vega y de la campiña. En las estribaciones de la sierra, la vegetación original, de encinas y alcornoques, de los que quedan pocos ejemplares, ha dado paso a una escasa vegetación de replantaciones de eucaliptos y pinos, mientras la mayoría del paisaje se encuentra cultivado con cereales, olivos y frutales. Todo está atravesado por restos de vegetación de ribera a lo largo del Guadalquivir y de los arroyos, con fresnos y tamujos.

El ferrocarril
Villanueva del Río y Minas conserva activa sólo una de las estaciones que existían en la época de funcionamiento de las minas de carbón. Ésta conserva el edificio principal de la estación y uno de mantenimiento, además del almacén cubierto, la báscula y las viviendas de trabajadores del ferrocarril.

Las Minas de la Reunión
Nos dirigimos hacia el noreste, cruzando el pueblo hacia la Corta de San Fernando, la primera y última explotación activa de este asentamiento minero, cerrada definitivamente en 1973.

Después de haber rodeado la corta y sus imponentes escombreras, nos dirigimos hacia el sur, siguiendo el curso del río Hueznar y dejando a nuestra izquierda el pueblo, con su apariencia fragmentada entre barrios residenciales, espacios libres y restos industriales.

Se pueden apreciar, a lo largo del recorrido, taludes para regularizar el trazado del ferrocarril, escombreras que rodean las áreas de extracción, sean a cielo abierto o a través de hondas galerías, todos elementos de ingeniería del territorio que han modificado sustancialmente el paisaje urbano y rural circundante, en sus formas, cobertura vegetal y colores.

El poblado del Carbonal
el Al sur de Villanueva, cruzamos los restos del teleférico que transportaba la caliza, principal materia prima para la fabricación del cemento de la cercana fábrica, que se extraía por explotación a cielo abierto en la cantera ubicada en Sierra Traviesa, a una distancia de unos 8, 5 Km. al NO.

Llegamos al poblado del Carbonal, que se construyó a primeros del siglo XIX, junto a un gran almacén de carbón a las orillas del río Guadalquivir, que acumulaba el mineral para su posterior traslado en barcazas carboneras.

A mitad del siglo pasado, fue necesario construir un poblado para el personal de la cementera, contando éste al principio de unas 60 viviendas y un pabellón para solteros, con posterioridad llegaron a 83 el número de familias que residían en fábrica alcanzando los 450 o 500 habitantes en total. También se dotó de los servicios más necesarios como economato, escuela con dos aulas, una de niños y otra de niñas (con un número de 60 alumnos entre las dos), capilla, casino recreativo con biblioteca y sala de cine y teatro. También se disponía de campo de deportes cuyo titular era el equipo de fútbol “El Chopero”.

La fábrica de cemento del Carbonal (1953-1976)
A finales de 1945, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir consideró necesario instalar una fábrica de cemento en Andalucía para cuya construcción fueron empleados cuarenta presos políticos de las colonias penales franquistas.

Una de las obras más importantes en Andalucía que contó con el cemento producido en esta fábrica, fue el Canal del Bajo Guadalquivir denominado “El canal de los presos”, de 158 kilómetros de longitud y cuyo inicio se localiza en la presa de Peñaflor, terminando en las marismas de la localidad sevillana de Lebrija. La piedra caliza, la arcilla y la piedra de yeso, eran las principales materias primas que se utilizaban en la fabricación del cemento.

Pozo nº 7
Retomamos el camino de vuelta hacia Villanueva, por las carreteras A-431 y SE-198. Aproximadamente a la mitad de ésta última, después de una nave industrial azul, podemos acercarnos a los restos del Pozo nº7 de la Mina La Reunión, cuya naves se están utilizando como almacenes de una explotación agraria donde vive una familia a la que hay que es necesario pedir permiso para visitar sus instalaciones.

Indicaciones
Partimos de la estación de ferrocarril de Villanueva del Río y Minas en dirección a la Corta del lago. La rodeamos y bajamos al río para recorrer su margen izquierda. Nos incorporamos a la carretera A 431 en dirección este, hacia el poblado de El Carbonal y la cementera.

Una vez visitadas las instalaciones y el pueblo continuamos por la misma carretera hasta el desvío a Villanueva del Rïo y Minas y Constantina. Una vez en la SE-198, a un kilómetro de distancia aproximadamente, después de unas naves industriales de gran tamaño, sale un camino a la derecha que conduce a las instalaciones del pozo 7.

El camino de vuelta a la estación lo realizaremos por el crecimiento sur de la ciudad hasta llegar a las proximidades del pozo 5. A partir de este punto recorreremos el trazado del ferrocarril por su calle paralela.

Cambiaremos de dirección, pasaremos por debajo del ferrocarril y llegaremos a la estación por la calle Santa Bárbara donde termina nuestro recorrido.

Para saber más consulta la ficha de las Minas de la Reunión. Villanueva del Río y Minas.

Completa con la ruta del poblado de Villanueva del Río y Minas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR